Cómo pintar un mueble viejo

 

 

Cuando tengas un mueble viejo que quieras adecentar lo primero que debes plantearte es si quieres rehabilitarlo (eso exigirá una técnica que no es la que aquí nos ocupa) o “maquillarlo” con una capa de pintura.

A pesar de lo que pueda parecer esta decisión en muchos casos se convierte en un autentico acierto, pero para tener un buen resultado hay que tener un mínimo de habilidad, mucha paciencia y bastantes ganas. Es un trabajo artesanal muy satisfactorio si te gustan los trabajos manuales. Si no, mejor comprar algo en alguna tienda de muebles asequibles de precio.

pintar un mueble viejo  

Materiales que vas a necesitar

  • ♦ papel de lija fino
  • ♦ lana de acero
  • ♦ pasta de madera
  • ♦ cinta de carpintero
  • ♦ selladora
  • ♦ pintura del color deseado
  • ♦ brochas de buena calidad para que no suelten pelo
  • ♦ disolvente (aguarrás o agua dependiendo del tipo de pintura)

Pasos a seguir:

  • Prepara la zona donde vas a trabajar protegiendo paredes y suelos (por las posibles salpicaduras) con cartones y papeles.

  • Hay que limpiar bien el mueble quitándole todo el polvo con ayuda de un paño ligeramente humedecido o de una brocha o cepillo para las zonas difíciles.

  • Tapa con pasta de madera todos los agujeros y grietas que el mueble pueda tener. A veces el mueble que vamos a pintar está en muy buenas condiciones y no es necesario seguir este paso ni el siguiente.

  • Se lija el mueble bien sin olvidar ninguna parte o rincón para que tenga una superficie lisa a la hora de pintar. En las zonas redondeadas o con molduras emplea la lana de acero para efectuar el lijado.

  • Pasa un paño seco para eliminar el polvo del lijado.

  • Si el mueble tiene alguna parte metálica (por ejemplo bisagras o cerraduras) cubre o protégelas con ayuda de cinta de carpintero o carrocero.

  • Da una mano de selladora por todo el mueble y dejala secar siguiendo las instrucciones del fabricante.

  • Da la primera capa de pintura y deja secar el tiempo recomendado por el fabricante.

  • Da un lijado superficial (es decir suavemente y sin apretar) a todo el mueble con ayuda de lija de grano fino.

  • Limpia con un paño seco el polvo que haya podido quedar del lijado

  • Da la segunda capa de pintura

  • Quita con cuidado los protectores de las partes metálicas si las hubiera.

  • Deja secar bien el mueble antes de comenzar a darle uso.

  •  Notas:

    Si el mueble tiene muchas capas de pintura anteriores, puedes utilizar una lija un poco mas gruesa antes de la selladora, para que ralle la pintura vieja y permita mejor la adhesión de la nueva.

     
         

    Bookmark and Share

    Comentar
    victor Hace 1 año
    Somos un Social Commerce, interesados en tener un acuerdo publicitario con ustedes, para publicitarnos en su web o con sus usuarios. Agradecería nos dejen un teléfono en el que contactarlo o llamee al 699307609 91 080 7401 Gracias
    Charo Hace 1 año
    Quiero pintar un mueble relativamente nuevo para que haga juego con mi dormitorio, es de color cafe mate.
    maria consuelo Hace 3 años
    Excelente página me ha servido mucho muchissisimas gracias. que Dios los bendiga

    Disculpad las molestias debido a la gran cantidad de spam que recibiamos hemos desactivado los comentarios. En breve podreis comentar de nuevo